Olivier Arson

OA-LZ2

Olivier es un músico francés que vive desde hace más de 10 años en Madrid. Un tipo callado, discreto, estudioso, un poco extraño, cuya música te puede meter en problemas: te aprieta, te sacude y te obsesiona. Olivier es alguien con muchas explosiones en su interior. Todo se basa en el ritmo, la repetición y la oscuridad: cuando no hay luz, te pierdes; cuando la hay, te ciega. La música avanza gracias a músicos como Olivier Arson, que se acercan a ella desde la pasión, el respeto y la osadía, buscando las preguntas y no haciendo caso a las respuestas. Escribe, produce, dirige, interpreta; Olivier Arson es el perfil de artista total del siglo XXI, que utiliza la tecnología sin frivolizar y al que le importa más lo que hace que lo que dicen de él.

Todavía nadie lo sabe, pero 2018 será el año en el que mucha gente piense en Olivier Arson como en uno de los músicos y productores de música electrónica más importantes de este país. Lanzamos esta advertencia con suficientes meses de antelación.

Las tres caras de Olivier Arson:

1. Compositor de bandas sonoras: 
Olivier ha compuesto la banda sonoras de la película Que dios nos perdone (2016) y ha empezado a trabajar en la de El reino (2018), ambas cintas del director español Rodrigo Sorogoyen. Además, estos días se puede escuchar su trabajo más ambicioso hasta la fecha: la banda sonora y el diseño sonoro de toda la serie de La zona (2017, Movistar +) que se estrenó hace algunas semanas. Con La Zona, Olivier se ha enfrentado al reto de crear una obra desde cero, casi a ciegas y con los plazos muy marcados, y ha salido victorioso.

2. TERRITOIRE: 
Olivier ha editado dos discos bajo el nombre de TERRITOIRE (TERRITORIO en francés) un proyecto donde se mezcla la música experimental con el ambient, aportando una tensión casi enfermiza que define sin querer la personalidad de Olivier. Como TERRITOIRE ha editado tres discos muy diferentes entre sí: Mandorle (2013), Mandorle – Versions (2014), con remezclas de artistas tan diferentes como Balago, Don The Tiger o Father Murphy, y Confess (2016), un experimento sonoro convertido en instalación, basado en el ritual de la confesión cristiana. Olivier hizo una edición física limitada a 50 copias donde cada copia aportaba una mezcla random de las fuentes sonoras de la instalación.

3. Envelope Collective: 
La sensibilidad de Olivier también ha quedado reflejada en su amor por la música de otros. Fundó el sello Envelope Collective como una extensión más de su personalidad. Envelope Collective es una comunidad artística ficticia donde la estética, el riesgo y la vanguardia están presentes en cada uno de los trabajos editados. Haz clic en la imagen de abajo para acceder a su página web.

Captura de pantalla 2017-11-30 a las 23.28.26