ST WOODS

unnamed.png

ST WOODS es el artista español de indie-folk con más proyección global que conocemos. Un joven que no sería muy diferente de otro de los miles de jóvenes con los que nos cruzamos a diario por la ciudad, si no fuera porque posee un talento descomunal para escribir canciones no perecederas, y una voz tan especial, tan de otras ligas, que al escucharle te preguntas si no es una de las mejores voces que has escuchado nunca.

La emoción se multiplica al ir conociendo los detalles de su trayectoria, construida con los nuevos códigos propios de este milenio: un chaval que después de pasar la adolescencia siguiendo a grupos como Green Day, Blink 182 o Sum 41, un día descubre a Bon Iver, a Mumford and Sons y a Ed Sheeran, y empieza a subir a su canal de YouTube versiones acústicas de sus canciones favoritas, o simplemente de canciones que le divierte cantar. Sin dejar de grabar esos vídeos en habitaciones diminutas, empieza a tocar en la calle a cambio de dinero para costearse la carrera y su beca Erasmus. Lo hace en Bélgica, Holanda, Hungría, Inglaterra, Polonia y Austria. Nunca en España. La gente que le ve y le escucha, reacciona. La voz de Nacho es magnética.

Los vídeos van teniendo cada vez más reproducciones y sigue alimentando su canal, repleto de momentos extraordinarios, como esas tomas en mitad de una San Petersburgo nevada o de la Plaza Roja de Moscú, a las que llamó #RussianSessions y que llevan casi 30.000 plays. Todo está en su voz, en la sencillez con la que canta cosas dificilísimas.

El debut discográfico de ST WOODS llegó en 2017 de la mano de Club Social, el no-sello deNatalia Flores y Borja Prieto (Los Prieto Flores), cuyo logo se puede encontrar en discos de Javiera Mena o El Último Vecino. Grabado en El Invernadero por Brian Hunt, el músico y productor especializado en descubrir tesoros tempranos (lo supo hacer con Russian Red y también con Anni B-Sweet, por poner dos ejemplos obvios), el EP Lessons encierra seis temas que apuntan todos en la misma dirección: el crecimiento exponencial. Una buena canción puede ser casualidad; seis seguidas, es acierto. My Side, el corte más popular de todos, volvió loco al algoritmo de Spotify y lleva casi 160.000 reproducciones en solo unos meses. Rockdelux lo ha considerado el 10º mejor EP de 2017.
De esas mismas sesiones es You’ve Been Changing Far From Home, su segundo EP, publicado ya en 2018. Tres nuevos aciertos a sumar a los seis anteriores.

YouTube | Facebook | Instagram | Twitter